Via IMF (Den Internationale Valutafond)

Transcript of October 2020 Western Hemisphere Regional Economic Outlook Press Briefing







October 22, 2020
















PARTICIPANTS:

 

ALEJANDRO WERNER

Director, Western Hemisphere Department, IMF

 

MARIA CANDIA

Communications
Officer, IMF

 

* 
*  *  *  *

 

MS. CANDIA: Bienvenidos a esta conferencia de prensa sobre las
Perspectivas Económicas Regionales para América Latina y el Caribe. Con
nosotros se encuentra el director del Departamento del Hemisferio Occidental
del Fondo Monetario, Alejandro Werner. Alejandro va a dar una breve
introducción y luego pasaremos a sus preguntas. Quisiera agradecer a todos
aquellos que nos han enviado las preguntas por adelantado y quienes están ingresando
a WebEx para hacerlo en vivo. Les recordamos que el reporte y el blog que
estaban bajo embargo ya quedan sin efecto. A partir de este momento el embargo
queda sin efecto y damos inicio a esta conferencia de prensa. Muchas gracias,
Alejandro, por favor.

 

MR.
WERNER: Buenas tardes, gracias por venir y en primer lugar espero que
todos estén bien, que sus familias estén bien y todo mundo se esté cuidando
durante esos momentos tan particulares. Como todos sabemos, la pandemia del
COVID-19 ha golpeado a América Latina y el Caribe más duramente que otras
regiones del mundo. El alto costo humano es evidente. Con apenas el 8.2 por
ciento de la población mundial, en América Latina se han registrado el 34 por
ciento de las muertes por COVID-19 y el 28 por ciento de los casos. Las
perspectivas económicas de América Latina que presentamos el día de hoy
proyectan, como ya habían dicho nuestros colegas cuando presentaron en el World
Economic Outlook
, que el PIB regional en 2020 se va a contraer 8.1 por
ciento. A diferencia de otras recesiones, el empleo disminuyó más marcadamente
que el PIB en el segundo trimestre del año, 20 por ciento en promedio en los
países más grandes y hasta 40 por ciento en el caso de Perú. La actividad
económica comenzó a repuntar en mayo gracias al relajamiento gradual de los confinamientos,
la adaptación de los consumidores y las empresas al nuevo entorno,
implementando medidas de distanciamiento social y, en su caso, a las
importantes políticas de apoyo que se implementaron en algunos países y a la
mejora del entorno externo, que empezó a registrar incrementos en las
exportaciones, mejoras en los precios de las materias primas y también una
reversión importante de la situación en los mercados internacionales de
capital, donde después de ver salidas de capitales en las primeras semanas
después del anuncio de la implementación de las cuarentenas ya digamos para la
segunda mitad de abril, empezamos a ver cierta normalización y cierto de
estabilidad y regreso de los flujos de capital.

 

MR.
WERNER: Algunos países, por ejemplo, Brasil, Costa Rica, Uruguay,
experimentaron contracciones menos pronunciadas. Y para julio ya estaban
registrando niveles de actividad más cercanos a los niveles pre- pandemia.
Otros países en América Central se beneficiaron del repunte que exhibieron las
remesas a partir del mes de mayo. Es importante destacar que las remesas que se
pensaba que iba a ser un canal a través del cual las economías de la región
iban a resentir la desaceleración en otras geografías, básicamente se
comportaron de manera opuesta. Después de caer en marzo y abril, empezamos a
ver que las remesas se empezaron a recuperar y retomaron los niveles históricos
que tenían para los meses de mayo, junio y julio, y en algunos casos hasta
niveles más altos. Sin embargo, en otros países, como por ejemplo Ecuador y
Perú, seguimos viendo contracciones relativamente grandes y la actividad
todavía permanecía deprimida en el verano de este año. Obviamente, el Caribe es
una región que es de las más severamente afectadas en el mundo por su alta
dependencia del turismo, donde básicamente el turismo ha desaparecido durante
los meses posteriores a la aparición de la pandemia y obviamente estos países
están pasando por momentos muy, muy difíciles. Pensando en el largo plazo vimos
cómo en varias economías, como mencioné anteriormente, la caída del empleo fue
muy importante. Se han perdido un total de 30 millones de empleos en el segundo
trimestre del año solamente en Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, siendo
los segmentos más afectados las mujeres, los jóvenes y los trabajadores poco
calificados. Por lo mismo, obviamente, los indicadores sociales van a sufrir de
manera importante durante esta pandemia y obviamente, un reto importante yendo
para adelante va a ser el cómo recomponer una dinámica de mejoramiento en los
indicadores sociales, en los indicadores de pobreza, etcétera, que revierta el
choque de la pandemia. Como mencioné, se prevé que la recuperación sea lenta,
en general. Según nuestro pronóstico, el crecimiento será de 3.6 por ciento en
promedio en 2021. En la mayoría de los países, el Producto Interno Bruto no
retornará a los niveles pre-pandémicos hasta el año 2023 y el ingreso real per
cápita tardará todavía más en regresar a los niveles que registraba antes de la
pandemia más tarde aún que en otras regiones del mundo. Déjenme concluir
hablando un poco de cuál es, digamos, la visión sobre cómo debe comportarse la
política económica en los próximos meses.

 

MR.
WERNER: Nosotros creemos que las políticas deben seguir centrándose en
contener la pandemia y cimentar la recuperación. Se debe evitar retirar de
manera prematura los apoyos fiscales, obviamente también tomando en cuenta las
restricciones de finanzas públicas que enfrentan los países y la disponibilidad
de financiamiento. Ese apoyo, digamos, ese apoyo de demanda y ese apoyo a las
familias, debe ir acompañado de compromisos explícitos, enmarcados en leyes y
claramente comunicados para consolidar y recomponer los márgenes fiscales de
maniobra en el mediano plazo. Obviamente, en la medida que la pandemia se
empiece a controlar con la utilización de vacunas, de medicamentos, de mejores
tratamientos, también habrá que tomar medidas que ayuden a sostener la demanda
agregada, como puede ser el financiamiento de la infraestructura, etcétera, al
mismo tiempo que se fortalecen las redes de protección social, educación e
inversión pública. Y en el mediano plazo, claramente América Latina, siendo una
región que ha mostrado tasas de crecimiento mediocres en las últimas tres
décadas, ahora enfrenta el reto doble de llevar a cabo los cambios
estructurales que la región necesita para acelerar el crecimiento, pero al
mismo tiempo también fortalecer los indicadores sociales y la red de seguridad
social que obviamente, durante esta pandemia mostró los costos de no fortalecer
y de no tener una red adecuada que apoye a los sectores más necesitados de la
población. Con eso quedamos, digamos, abiertos a sus preguntas y esperando una
sesión muy, muy informativa e interesante de preguntas y respuestas.

 

MS.
CANDIA: Gracias Alejandro, vamos a empezar con una pregunta. ¿Cuáles son
los mayores riesgos que enfrentan las dos mayores economías de la región,
Brasil y México?

 

MR.
WERNER: Obviamente, el riesgo que enfrenta toda la economía mundial es
los riesgos primero que vienen por el ámbito de salud pública. O sea, en la
medida que no se controle la pandemia, en la medida que veamos rebrotes, en la
medida que veamos intensificación en la letalidad del virus, claramente, eso
llevará a medidas de distanciamiento social y cuarentenamiento más severas, que
obviamente afectarán la economía. Y mientras esto ocurra de manera sucesiva,
los márgenes de maniobra por el lado fiscal se irán agotando. Entonces, ese es
un reto muy importante. Pasando la pandemia, claramente o digamos, en la fase
de recuperación de la pandemia, claramente en América Latina la recuperación
del crecimiento con mayor inclusión social va a ser un reto muy muy importante,
como comenté anteriormente. América Latina va a salir con un nivel de producto
per cápita más bajo que el resto de las regiones del mundo y por lo tanto, con
mayor afectación en lo que son los indicadores sociales y, por ende, la gran necesidad
de que América Latina realmente lleva a cabo estas medidas estructurales que le
permitan tener mayor crecimiento, pero también mayor cobertura social, mayor
apoyo en términos de educación, salud y medidas redistributivas para tener un
proceso de crecimiento inclusivo. Y este es un reto muy importante. También hay
que tomar en cuenta el reto fiscal. Claramente después de los impulsos y apoyos
que se implementaron durante los meses de la pandemia, las economías van a
emerger con niveles de deuda más altos y por lo tanto, probablemente con
ratings crediticios más débiles y por lo tanto van a tener que marcar sus
políticas futuras en un entorno fiscal que conduzca a la estabilización de los
niveles de deuda y eventualmente a su reducción, para así volver a recuperar
los espacios fiscales necesarios para que en un futuro, cuando se enfrenta a
otro choque negativo, la región pueda volver a responder de manera contra
cíclica para mitigar los ciclos económicos de esos futuros choques.

 

MS.
CANDIA: Muchas gracias Alejandro. Seguimos con preguntas de colegas de
México. Preguntan acerca de las perspectivas económicas para México y en
particular, una pregunta: ¿la contracción económica y la lenta recuperación que
anticipan ustedes para México pone en riesgo la estabilidad de las finanzas
públicas para el año 2021 o para el 2022? y qué pasa si México deja pasar la
oportunidad de realizar una reforma tributaria? ¿Cuál será el impacto en la
población, en la economía, en las finanzas públicas?

 

MR.
WERNER: Si, como ya saben, estamos digamos anticipando que este año la economía
mexicana tenga una contracción de 9 por ciento y el año entrante una
recuperación de tres y medio por ciento. La economía mexicana, con esta contracción
de 9 por ciento en el 2020, va a ser una de las economías más afectadas en la
región. Y eso tomando en cuenta que en el margen México se está beneficiando ya
de la recuperación del sector manufacturero en Estados Unidos, de la
recuperación de las ventas de automóviles y también de la recuperación de las
remesas. Aún con estos factores, digamos que deberían ayudar a la economía
mexicana y que ayudaron, digamos en nuestro pronóstico, que revisemos
ligeramente al alza la contracción esperada de una contracción mayor a 10 por
ciento o a una contracción de 9, claramente una contracción de 9 y una recuperación
de 3 y medio va a ser que el bienio 2021 sea un periodo muy malo para la
economía mexicana. Obviamente, en las conclusiones del equipo que visitó virtualmente
México se mencionaba la necesidad de una reforma tributaria futura, pero
también para apoyar un estímulo fiscal presente más agresivo. El equipo que
visitó México, básicamente su análisis, apuntaba que sería bueno para la
economía implementar un impulso fiscal más importante, de más puntos del PIB,
para apoyar a las familias y también al sector empresarial y al mismo tiempo
para garantizar, digamos, lo que México ha garantizado por muchas décadas y en
los últimos años, que es sostenibilidad fiscal. Digamos que la discusión de una
futura reforma tributaria anclaría muy bien las expectativas de sostenibilidad
fiscal. Sin esta reforma tributaria futura, claramente hay muchas alternativas
para que México siga teniendo unas cuentas fiscales sanas. Lo que nuestro
equipo dijo es que ellos creen que la mejor combinación para la economía
mexicana sería un estímulo fiscal actual, una reforma tributaria futura y
también que esa reforma tributaria logre dos objetivos. Por un lado, logre el
objetivo de mandar una señal muy clara de fortaleza y sostenibilidad de las
finanzas públicas en México. Y, en segundo, también fortalezca la posición del
Gobierno para implementar políticas sociales más fuertes y que las finanzas
públicas en México se vuelvan más redistributivas. Esas eran los objetivos. Si
no se llega a implementar, digamos, este tipo de políticas, hay una multiplicidad
de otras políticas que pueden seguir manteniendo la salud de las finanzas
públicas. Sin embargo, el equipo que visitó México creía que esta era una
combinación que, en su opinión, es la más adecuada para la economía mexicana.

 

MS. CANDIA:
Muchas gracias, Alejandro.

 

MS. CANDIA:
Tenemos pregunta por WebEx.

 

QUESTIONER:
Gracias María. Hola Alejandro, te quería preguntar obviamente por la
Argentina. Hace dos años el Fondo cerró un programa con el gobierno de Mauricio
Macri y no funcionó como estaba previsto y ahora el Fondo negocia un nuevo
acuerdo con el gobierno de Alberto Fernández. ¿Qué te hace confiar ahora que un
nuevo programa en el contexto político y económico actual de la Argentina esta
vez sí va a funcionar?

 

MR.
WERNER: Bueno, digamos, el equipo nuestro está trabajando con las
autoridades del gobierno de Alberto Fernández, está trabajando muy de cerca y
básicamente con el fin de apoyar el diseño que hagan las autoridades argentinas
de un programa congruente con, digamos, el sustento financiero que un programa
del Fondo Monetario Internacional puede llevar. Como dijeron en su comunicado
de prensa cuando terminaron su visita a Argentina, este programa claramente
tiene que encontrar el balance apropiado de seguir apoyando a las familias más
afectadas durante la pandemia y la recuperación de la economía argentina en los
próximos meses. Pero al mismo tiempo, también tiene que establecer muy
claramente las bases para regresar la estabilidad macroeconómica a la economía
argentina. Entonces, ese es el trabajo que las autoridades están haciendo. Se
han venido tomando algunas medidas para tratar de controlar la volatilidad en
el mercado cambiario. Pero bueno, ese es el trabajo que el Gobierno está
haciendo. El Gobierno está en el proceso de formulación de un plan integral que
pueda ser apoyado por un programa financiero del Fondo Monetario Internacional
y ese es el proceso en el que estamos. El equipo regresará a Argentina en
noviembre y esos trabajos seguirán. Y bueno, sí, en la medida que se llegue,
digamos, a una visión común sobre este programa que presente el gobierno
argentino obviamente, la visión de nuestros técnicos, si este programa es un
programa conducente a la estabilidad macroeconómica y al crecimiento sostenido
de la economía argentina, será apoyado con un programa financiero del Fondo. Y
obviamente, cuando hacemos estos programas se hace con el convencimiento de que
la probabilidad de éxito del programa es elevado. El fracaso pasado no tiene
por qué ser determinante, digamos, de los resultados futuros de los programas
de política pública. Obviamente va a ser muy importante el generar un consenso
amplio en la sociedad de la necesidad de estas medidas y bueno, es el trabajo
que las autoridades están realizando para que este programa no sólo sea
técnicamente un programa sólido, pero que también tenga un apoyo amplio en su
implementación y tenga los efectos deseados. Gracias.

READ ALSO  Monetary policy in a pandemic: ensuring favourable financing conditions

 

MS. CANDIA:
Alejandro. Muchas gracias. Tenemos dos preguntas más de Argentina: dijeron
que era necesario un plan creíble. ¿Piensan que ese plan recién aparecerá
cuando vaya programa con el FMI? y luego otra pregunta: ¿dada la emergencia del
COVID y la crisis cambiaria, el FMI puede dar una línea de crédito de rápido
desembolso? ¿Y por qué monto?

 

MR.
WERNER: Yo diría que obviamente ese plan –ha habido medidas
importantes, ha habido avances importantes que se han llevado a cabo y
probablemente, dados los eventos recientes en los mercados financieros, a veces
nos olvidamos de ellos. Pero claramente la reestructura de la deuda privada es
un hito muy importante que se completó y va a ser una parte –es una parte
importante del programa económico que le dé viabilidad futura a las finanzas
públicas. Asimismo, Argentina se vió como todos los países del mundo, afectado
de manera severa por la pandemia del COVID-19, pero con muchas menos
herramientas económicas para atenderla y para contrarrestar sus efectos
económicos y sociales, y por lo tanto, el diseño de medidas de políticas para
minimizar sus impactos fue un reto importante y ahora el Gobierno está en el
proceso de anunciar medidas adicionales y que eventualmente formen un programa
de mediano plazo, como tú lo dijiste, congruente, consistente y que básicamente
alcance este equilibrio entre continuar apoyando a los más necesitados,
continuar apoyando la recuperación, pero al mismo tiempo sentando las bases
para la sostenibilidad macroeconómica de mediano plazo y un proceso de
crecimiento inclusivo, guiado por una dinámica de inversión privada importante.
Con respecto a las modalidades de un potencial programa, etcétera, no
comentaría en este momento. Ya será momento cuando se avance en el trabajo,
digamos, entre nuestros equipos y las autoridades argentinas.

 

MS.
CANDIA:  Gracias.  Thank you, Alejandro.  We switch, now, into English.  Questioner asks why the gourde appreciated so
much against the dollar in recent weeks? 
What is the Fund’s view on this appreciation?

 

MR.
WERNER:  Look, I think the most unwise thing
any economist can do is to talk about exchange rate movements.  We have not been extremely good at predicting
exchange rate movements in the past.  I
think that we’re — I mean, the gourde depreciated to a significant extent at
the beginning of this year, then, on the back of an increase in remittances, it
started to appreciate.  I think there
were also some regulatory changes that were behind this appreciation, and we
will continue to see movements in the currency, you know, but I think — I
mean, the country, obviously, will suffer some negative impacts from a strong
currency, but, at the end of the day, it’s a little bit — the normal
functioning of currency markets that, I mean, on the back of stronger inflows
than expected, especially coming from the remittances side we see some
appreciation, and, also, as I said before, I mean, the effect of these regulatory
measures, so.

 

So, that’s, I
mean, as far as we can comment on the specific movements on the exchange rate.  I think, while it’s more important, this,
eventually, for Haiti to be able to put together a clear path forward from its
very dire situation, economic situation, that has gone through in the last two
years.  Now, it will be very important
for the country to come together, and be able to move forward, so that they can
start working for the benefit of its population.

 

MS. CANDIA:  Thanks, Alejandro.  We’re staying in the Caribbean.  Questioner is asking:  is debt relief Fund option for Caribbean
countries faced with increased debt during the pandemic?

 

MR.
WERNER:  Look, in the first stages of the
pandemic, from the Fund, we provided important emergency financing for the
region, for about $1 billion.  We are
continuing to work with all the countries in the region, both at the bilateral
level and at the regional level, to explore possibilities to help the Caribbean
countries in this, let’s call it the second stage of the pandemic, after the rapid
financing instruments have been deployed.

READ ALSO  Langt flere købere betaler overpris for deres nye bolig

 

All ideas are
on the table, and basically we need to find — let’s say a framework for engagement,
that eventually will allow the region to weather the effects of the pandemic,
as — that as I said before is one of the worst affected regions in the world,
and we need to find, then, the financing instruments, that could be, I mean, in
grants, financing, etcetera, and other types of financial assistance to support
these packages.

 

So, we’re
working constantly with the countries. 
We had a very important meeting on — a couple of days ago, with all the
— with many Prime Ministers from the region, with the Head of CARICOM, etcetera,
and we continue to work, and we hope that in the next few months we will see, I
mean, the products of these deliberations to help the countries in the
Caribbean minimize the impact of this very negative shock for the region.

 

I think it’s
important to say that the region has been able to control the pandemic very,
very well, but, obviously, I mean, the lack of international mobility, as I
said before, has significantly hampered the tourism sector, and that it’s the
lifeline of many countries in the Caribbean, and, therefore, compensating
income is of the utmost important for these countries, and we’re exploring many
possibilities to provide this.  Thanks.

 

MS.
CANDIA:  Thanks, Alejandro.  We have another question. He’s on WebEx.  Please, go ahead.

 

QUESTIONER:  Thank you, Maria.  Thanks, Dr. Werner.  Can you hear me?  Can — you can hear me okay?

 

MR.
WERNER:  Yeah, yeah, yeah.  I can hear you, but —

 

QUESTIONER:  I just wanted to confirm.  I have a few questions, Dr. Werner, related to
Argentina.  One is whether the Fund is
discussing any reforms to the Tax and Social Security Systems, as part of a
revised program with Argentina?  If so,
what are the nature of the changes being discussed?  As Argentina starts to ease the Coronavirus lockdown,
how are the Fund’s staff and authorities monitoring the impact on prices?  And, lastly, the gap between the official and
the parallel exchange rate in Argentina is starting to have some impact on
prices in some sectors.  How are you
monitoring this in the context of a new IMF Program, and what types of measures
should Argentina take to narrow that gap? 
Thank you, Dr. Werner.

 

MR.
WERNER:  Well, I’m sorry not to get into
the specifics of any of the things that you mentioned because, I mean, these
are part of the deliberations that our teams are having with the Argentinian Authorities.  I mean, we’re obviously following closely the
developments on the, let’s say, the price system in Argentina.  We’re developing closely — we’re following closely
the evolution of public finances, as well as activity, poverty, etcetera, and
this is part of the broad discussions that we’re having, and, well, once it’s
up for the Argentinians Authorities to put together, as I said before, all the
pieces of this economic agenda, that will strike this balance between short run
stimulus and support and medium-term macroeconomic stability and long-term
inclusive growth and for us, eventually, once we assess that — that program we
have a significant probability to be successful, I mean, to support it with the
financing that comes with an IMF Program. 
So, we are in that process, as I said. 
I mean, the mission will be coming back in November, going back to
Buenos Aires in November, and we don’t have that much to add to that, regarding
Argentina, sorry.

 

MS.
CANDIA: Vamos a dos preguntas que tenemos online. Una es sobre Colombia,
dice: ¿la perspectiva negativa del PIB y la alta deuda podría terminar en una
pérdida de grado de inversión en países como Colombia?

 

MR.
WERNER: Nosotros creemos que la combinación de un estímulo fiscal
presente a las familias, a las empresas y un impulso para la recuperación de la
economía colombiana con el compromiso y las acciones, digamos, de mediano plazo
en el ámbito fiscal, que llevarán a una estabilización de la deuda, le
permitirán a Colombia básicamente mantener una trayectoria sostenible de las
finanzas públicas. Es por ello que hace pocas semanas el Consejo de nuestra
institución aprobó un aumento de la línea de crédito flexible para Colombia. Y
Colombia también anunció que utilizará parte de estos recursos, probablemente
para apoyo y financiamiento fiscal. Pero yo no puedo opinar con respecto a lo
que harán o no harán las agencias calificadoras, pero claramente aquí en el
Fondo Monetario hicimos nuestro análisis macroeconómico, nuestro análisis de
solvencia, de sostenibilidad de la deuda y, digamos, nuestro Consejo Directivo
determinó que Colombia está dentro del grupo de países con fundamentos tan
sólidos que pueden accesar a nuestro instrumento contingente de mayor calidad,
que es la línea de crédito flexible que se llama FCL. Entonces, desde nuestra
institución estamos viendo la situación de finanzas públicas de Colombia como
una situación muy sólida y además con un uso adecuado de apoyo en el corto
plazo y compromiso de sostenibilidad fiscal con la regla fiscal de Colombia,
etcétera, en el mediano plazo.

 

MS. CANDIA:  Thank you, Alejandro.  We now go to a question in English. Does
Brazil have fiscal space to continue the fiscal expenditures in 2021 to support
the economy?

 

MR.
WERNER:  Look, I think it’s a — that’s a
very difficult question.  I think Brazil,
from the large economies in Latin America it is the economy that has the
largest debt as a share of GDP.  And on
top of that, Brazil implemented a very aggressive fiscal response in 2020.  That response was appropriate for the year.  It was also well tailored to support families,
to support employment, and to support the economy.

 

And it is now
the assessment of the authorities that it — it is very important that now that
the Brazilian economy it’s recovering that investment sentiment indexes, and consumer
confidence indexes are going up, etcetera. 
And next year it will be time to send a clear signal that Brazil will stick
to its tough fiscal roles, fiscal stance.  All of that basically to guarantee debt sustainability.  So I think the attitude of erring on the side
of being prudent is appropriate giving the high levels of debt that Brazil
faces.  And also the very aggressive
response that it launched in 2020 that will help the country to recover faster
than — than other economies.

 

In a risk scenario
in which we have, let’s say, a return of the pandemic, etcetera, I mean,
obviously, this conservative approach might help Brazil to be able to help the economy
once again if, let’s say, a strong second wave hits Latin America.  But that’s a very risk scenario and in that sense,
I think being prudent in the baseline scenario in which the economy is
recovering, it seems like a prudent approach taken by the authorities.

 

MS. CANDIA:
Tenemos una pregunta de Panamá. ¿Qué perspectivas tienen para Panamá? ¿Hasta
qué punto es sostenible el aumento de la deuda? y para 2021 el FMI proyecta un
repunte de la economía para el país? ¿Cuáles serán los dinamizadores?

 

MR. WERNER:
Sí, creo que es importante destacar que Panamá es uno de los países con la
mejor percepción de riesgo en América Latina. Tiene una de las mejores
calificaciones crediticias, ha mostrado un desempeño en sus indicadores de
deuda muy, muy sólido los últimos en los últimos años, y tiene un acceso a los
mercados internacionales de capital muy, muy bueno. Entonces, en ese sentido,
si la deuda va a aumentar y probablemente una explicación importante, por lo
cual los indicadores de deuda se deterioran, es porque la economía se está
contrayendo de manera muy importante por, digamos, los efectos económicos del
COVID-19. Estamos estimando que la economía panameña se contraiga 9 por ciento
este año. Ahora, creemos que la economía de Panamá va a recuperar la senda de
crecimiento el año entrante. Estamos esperando que Panamá crezca 4 por ciento
el año entrante y así en los años sucesivos y por ende creemos que si, Panamá
va a restablecer, digamos, su salud fiscal y de deuda a niveles más altos de
deuda y luego va a tener que tomar las medidas apropiadas para establecer,
digamos, un sendero gradual pero de reducción de deuda a PIB. Pero en ese
sentido vemos a Panamá con una posición sólida en términos de su deuda y vemos
que también las fuentes de recuperación van a ser similares a las fuentes que
generaron la crisis. En la medida, siendo Panamá una economía tan integrada a
la economía internacional, en la medida y lo que ya está pasando, por ejemplo,
el comercio internacional se vaya recuperando en la medida que la conectividad
a nivel internacional se vaya recuperando, digamos, todas las actividades en el
sector logístico, en el cual Panamá es un nodo tan importante en la economía
mundial y en la economía de América, claramente se va a ir recuperando.
Entonces, en ese sentido yo creo que, digamos, las buenas noticias para Panamá
es que estamos viendo que las grandes economías del mundo, como Estados Unidos,
como China, etc. en nuestros pronósticos han tenido, digamos, revisiones al
alza. Las contracciones que anticipamos van a ser un poco menores a lo que
pensábamos anteriormente y esto es bueno para el comercio internacional y por
lo tanto es bueno para Panamá. Y esa va a ser, digamos, la principal fuente
dinamizadora de crecimiento, para Panamá, en los próximos meses y años. Y
también, digamos la parte de materias primas con el desarrollo de nuevas minas
de cobre, que también va a ayudar a la economía panameña, y tomando en cuenta
que el precio del cobre no sólo no cayó, sino que ya se está recuperando a
niveles superiores a los que tenía al inicio del año.

 

MS. CANDIA:
Bien, muchas gracias. Tenemos una pregunta en relación a Bolivia. ¿Cómo
valora la llegada al poder en Bolivia de Luis Arce y qué expectativas tiene de
cara a la situación económica de este país tras su victoria electoral?

 

MR.
WERNER: Yo creo que Luis Arce fue un excelente ministro de Hacienda. Fue
el ministro que obviamente condujo a la economía boliviana por un periodo de
gran crecimiento, de gran fortaleza de las finanzas públicas, de gran creación
de, digamos, de márgenes de maniobra para la economía boliviana, que también le
permitieron a Bolivia reaccionar de manera apropiada o a evitar colapsos
importantes cuando cayeron los precios del petróleo o del gas, etc. Entonces,
el presidente electo ahora Arce, el exministro Arce, como funciones de
secretario de Hacienda realmente fue el arquitecto, el artífice de un período
muy bueno para la economía boliviana y también el creador, digamos, de márgenes
de reserva para esa economía que le facilitaron, digamos, el convivir con
periodos no tan buenos para dicha economía. Entonces, esperamos, digamos, que
asuma el poder para trabajar de manera estrecha en la medida que así él lo
requiera con su gobierno, para apoyarlo en lo que ellos consideren apropiado
para beneficiar, digamos, el desarrollo de la economía boliviana y, obviamente,
en beneficio de la población de ese país. Pero yo destacaría, digamos, no es
muy común que veamos como resultados electorales el ascenso al poder de un ex
ministro de Finanzas, con el cual trabajamos de manera muy, muy estrecha.
Entonces en ese sentido, claramente hay un mayor entendimiento de lo que puede
representar su gobierno y entonces estamos obviamente esperando eventualmente
el trabajar en la medida que así lo requiera su administración para apoyar el
desarrollo de la economía boliviana.

 

MS. CANDIA:
Gracias Alejandro. Tenemos preguntas de Chile. Todas están relacionadas con
el mismo tema: está incorporada en sus perspectivas para Chile de la discusión
constitucional. ¿Qué riesgos al alza y la baja advierten a partir de ese
proceso?

 

MR.
WERNER: Sí, sí están incorporadas. Obviamente este es un evento que ya
hace mucho tiempo se conocía que iba a ocurrir. Obviamente la economía de Chile
ya ha resentido los efectos, digamos, de esta incertidumbre política, constitucional,
etcétera, a raíz de los fenómenos de los últimos años y sobre todo, de los
fenómenos, digamos, del año pasado. Sin embargo, yo diría que es probable que a
raíz del plebiscito y del proceso constituyente empecemos a ver que esta
incertidumbre se empieza a reducir porque al final del día el proceso ya de
tener, digamos, una nueva Constitución, si este, digamos, es el resultado del
plebiscito o no tenerla, pues los márgenes de maniobra se van decantando.
Primero, el resultado del plebiscito que generaba incertidumbre, y luego, una
vez que este resultado se dé, si se encauza hacia, digamos, la redacción de una
nueva Constitución, exactamente cuál va a ser esa nueva Constitución. Entonces,
yo diría que probablemente estamos entrando al período donde la incertidumbre
pueda empezar a disminuir. Entonces, la primera respuesta es, si están
incorporados en nuestros pronósticos. Nosotros vemos que probablemente — no
digo inmediatamente después del plebiscito, pero claramente el período que se
abre post plebiscito puede ser un período en donde los márgenes de
incertidumbre gradualmente vayan reduciéndose. Y cuando mencionas los riesgos
al alza o a la baja, yo creo que los hemos mencionado anteriormente, como diciendo
que este proceso constitucional en Chile abre la puerta a que Chile siga siendo
un líder en la región en el ámbito económico y que el proceso constituyente
básicamente logre que Chile comience una nueva etapa en la cual se mantengan,
digamos, los principales elementos que generaron el éxito chileno en términos
de crecimiento económico de las últimas décadas. Pero que también esto se
complemente con una agenda de cobertura social, con una, digamos, con unas
finanzas públicas más progresivas y también con elementos importantes en el
ámbito de, como mencioné anteriormente, de cobertura social que hagan que el
proceso de crecimiento de la economía chilena, dinámico pero más incluyente de
lo que fue anteriormente. Si se alcanza este equilibrio, obviamente tendríamos
un escenario de riesgo positivo. Y Chile seguiría siendo un líder en la región
en el cual, digamos, el crecimiento económico ahorita tendría, digamos, todavía
un pilar más agresivo de inclusividad. Obviamente, en la parte de riesgos
negativos estaría que este proceso constituyente al final del día se termine
decantando por el establecimiento de una multiplicidad de políticas sociales,
etc. sin el sustento macroeconómico y mueva un poco a Chile a una economía en
donde los riesgos fiscales y financieros sean más elevados. Y en ese sentido,
Chile se aleje de ser ese modelo de estabilidad y crecimiento en la cual,
digamos, tanto el dinamismo de la inversión privada como la certidumbre en
materia regulatoria y macroeconómica generaban este proceso tan positivo de
crecimiento. En la medida que se tenga, digamos, un proceso de establecimiento
de mayores ambiciones en el ámbito social, pero sin la fuente de recursos,
obviamente este puede ser un escenario que genere riesgos a futuro.

 

MS. CANDIA:
Gracias Alejandro, vamos con una última pregunta de Uruguay. ¿Por qué
considera que Uruguay es un caso de éxito en América Latina y el Caribe? ¿Y qué
hay detrás de ello?

 

MR.
WERNER: Bueno, claramente no lo consideramos solo nosotros. Yo creo que
es evidente en los datos. El éxito de las políticas de contención del virus que
ha tenido Uruguay — y en ese sentido sería más adecuado preguntarle a expertos
en salud pública — pero obviamente, el hecho de trabajar, de empoderar,
digamos, a los entes científicos responsables, el seguir los protocolos y las
líneas de acción fijadas por los profesionales de la epidemiología y la
medicina. Obviamente, un país también en donde, digamos, hay un nivel de
cohesión social amplio, hay un nivel, digamos, de credibilidad en la autoridad
importante y donde también las decisiones en política de salud, en materia de
salud pública, etcétera, no se han politizado, generaron, digamos, un entorno
en donde estas medidas diseñadas por los expertos básicamente fueron seguidas
por la población. También tener un nivel, digamos, de educación amplio y una
población en general con un nivel de educación elevado y un sistema de salud
pública también de los mejores de América Latina fue muy importante. Entonces
creo que entre esos elementos encontramos parte del éxito de estas políticas y
también ahora en la parte económica vemos una agenda de reformas muy importante
que de implementarse, tiene el potencial de empujar el crecimiento de la
economía uruguaya en los próximos años. Para completar, digamos, o para
continuar un ciclo de estabilidad de crecimiento y complementarlo con mayor
crecimiento y certidumbre, todo en un ámbito de un nivel de inclusión social
muy importante y digamos que deja mucho que envidiar a muchos países de América
Latina. Entonces, en ese sentido, sí hemos visto muchos aspectos de la política
económica y social en Uruguay en los últimos años y ahora en la agenda del
presidente Lacalle Pou, que generan expectativas muy positivas para el futuro
de ese país. Y una muestra, obviamente, es el manejo de la pandemia, el control
de la pandemia y cómo esto le ha permitido a Uruguay minimizar el impacto
económico y el impacto social de esta crisis que está afectando obviamente a
todo el mundo.

 

MS. CANDIA:
Muchas gracias, Alejandro. Damos por concluida esta conferencia de prensa.
Gracias a todos por seguirnos y haber participado hoy. Espero, esperamos, que
se encuentren muy bien. Que tengan buenas tardes.

 

MR.
WERNER: Gracias. Buenas tardes.


IMF Communications Department
MEDIA RELATIONS

PRESS OFFICER: Maria Candia

Phone: +1 202 623-7100Email: MEDIA@IMF.org

@IMFSpokesperson